Lo natural no siempre es seguro. Es una frase que c/vez toma más vigencia, debido a la promoción continua de productos naturales “que son milagrosos”. Sin hablar de marcas, el listado es enorme “el jugo maravilloso”, “la fruta mágica”, “el agua que prolonga la vida” etc, etc. PILAS, ya que aunque el frasco diga ‘natural’ o ‘herbal’, de cualquier forma tiene ingredientes que son activos en el cuerpo y pueden producir interacciones medicamentosas o reacciones adversas. Y esto fue lo que reportaron en la edición de

Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology, de como un “producto vendido como natural” se asoció a reacciones adversas serias como, ansiedad, ataques de pánico, mareo, náuseas y aumentos marcados en la presión arterial. Informe en esta URL: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1440-1681.12424/abstract

Anuncios