El tomar cafeína en la noche, invierte totalmente el ritmo circadiano, el cual es ese reloj biológico que todos tenemos. Estudio bioquímico liderado por el equipo de sueño de la Universidad de Stanford y publicado en Science Translational Medicine http://stm.sciencemag.org/content/7/305/305ra146

Anuncios