Las porciones de tamaño gigante de alimentos y bebidas (ejemplo big, super, extra, agrandado etc.) contribuyen a que se coma en exceso, y si los restaurantes las eliminaran, se reduciría la ingesta calórica en un 29% según el análisis realizado tipo meta-análisis en Cochrane Database of Systematic Reviews. Disponible en http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD011045.pub2/abstract;jsessionid=213D9E34456ECB3A0FC70513C1ECCE8C.f04t02

 

Anuncios