De las 8 millones de muertes de niños y adolescentes sucedidas en el mundo durante 2013. ERAN evitables, ya que fueron de origen infeccioso.

Referencia: http://archpedi.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2481803&resultClick=3

Anuncios